viernes, 15 de enero de 2010









Pensamientos en el metro:

Me encanta cuando me toca el ukelele por teléfono. ¿Como será el metro en Buenos Aires? No se que hacer, uno me da amor, el otro, estabilidad... Mierda, me olvidé de llamar a mi madre!¿Como sería si hubiera nacido en otra época? Una P, es una señal, seguro que está pensando en mi! Ese hombre parece triste... me pregunto si alguna vez se enamoró... Es raro, si te pones a pensar, todas las personas adultas de este vagón han hecho el amor alguna vez, aunque sea con uno mismo.... Me pregunto si existen los túneles en el espacio y en el tiempo... Mañana me compro un gato. Bonitos zapatos, de dónde serán? Ese chico va a mi universidad! Lo amo, lo amo, lo amo, lo amooooooooooooooooooo!!! Echaré de menos esta ciudad.... Creo que conocí a ese hombre en otra vida... ¿Como debe de ser morir? El lunes empiezo la dieta. ¿Porque todos me miran, debo de tener algo raro? Sí quiero.

2 miradas cómplices:

Espérame en Siberia dijo...

Y creo que te quedaste corta.
Aunque claro que la cantidad de pensamientos en el metro es directamente proporcional a la prisa que lleves. Mientras más apurada estás, menos te pones a pensar en los demás, digo yo.


Un beso.

DeDe dijo...

Me encantan los monologos interiores, sobre todo cuando las horas de viaje se hacen eternas!!

Te sigo.

Un besazooo:)